SPyOW S02E01 – Tendencias en wearables para 2016… y más allá.

Parece que fuera ayer cuando estábamos poniéndonos hasta arriba de turrón y polvorones y felicitándonos por el nuevo año, pero el tiempo avanza inexorable y ya se ha celebrado la primera gran feria tecnológica del año, el CES, en donde se han podido ver muchas novedades que muestran las lineas maestras de por donde se moverá la tecnología este año. Vamos a jugar a intentar adivinar estas lineas, tanto por lo visto estos días como por otras noticias que se han ido sucediendo. Saquemos nuestra bola de cristal y empecemos:

  • Las pulseras no van a desaparecer, “canibalizadas” por los smartwatches: FitBit sigue teniendo la parte más importante de la tarta, y de momento, aunque este año 2015 ha sido un año de gran auge para los smartwatches,  la proporción sigue siendo muy favorable a las pulseras: Esto se puede explicar en base a dos parámetros, precio (las pulseras siguen siendo mucho más económicas que los relojes, por línea general) y conveniencia (llevar una pulsera que se carga cada mes, o cada seis meses o cada año es totalmente distinto a usar un reloj que hay que cargar cada día). Lo que si se esta viendo, y es posible que se vea más a lo largo del próximo año, son relojes que incluyen funciones de seguimiento de la salud como parte de sus características.
  • Veremos un auge de Wearables de nicho: O lo que es lo mismo, wearables destinados a una situación especial, y que no aspiran a ser llevados constantemente. Ejemplos de esto pueden ser medidores de radiación solar como el que plantea sacar la firma L’Oreal; cámaras integradas en la ropa de los famosos, para grandes eventos o presentaciones, como God-i.; o pulseras para pagos en festivales o eventos similares, como tiene Paypal.
  • Los wearables en el deporte se refinarán y estos proporcionarán información que permitirá medir y controlar el rendimientos de los deportistas al nivel que se hace actualmente con los vehículos de Formula 1. Ejemplo de esto lo podemos ver en presentaciones como la de Under Armour o la de Hexoskin, o las gafas para ciclistas de Garmin, que a muchos les recordaran a las infaustas gafas de Google; sí, esas que algunos habían enterrado prematuramente y que parecen estar preparándose para un segundo intento.
  • La información recogida por nuestros wearables empezará a ser un “caramelo” para los criminales:  Imaginad que un asaltante quisiera saber cuando nos vamos a dormir, cuando estamos en casa, cuando en el trabajo… que rutinas tenemos, en definitiva. Normalmente esto implicaría largas jornadas de seguimiento y vigilancia. Ahora imaginad que para obtener esta información solo tuviesen que conseguir conectar con un aparato que la va recogiendo continuamente, que tiene almacenada la de un rango de tiempo bastante amplio y que es accesible a través de un protocolo con una seguridad cuestionable, cuando menos. Este es un ejemplo que pueda sonar bizarro o lejano, pero lo cierto es que a medida que los dispositivos vayan obteniendo más información y más personal, más privada será esta y más interesante será para “terceros” hacerse con ella.
  • Y la información recogida por nuestros wearables será un “caramelo” aún mayor para comerciar con ella. Las empresas detrás de los mismos pondrán la información estadística recogida por los mismos  a disposición de terceros, como por ejemplo empresas de seguros o de salud, para que estas puedan realizar análisis y estudios que les ayuden a ser más eficaces en su negocio.
  • Derivado de lo anterior, es posible también que el público en general empiece a demandar “recuperar” su información. Actualmente es habitual que la misma empresa que comercializa el dispositivo proporcione la “nube” con la que sincronizar la información y sea también la que te diga que conclusiones sacar de esa información. Esto provoca un “vendor lock-in” que implica que una vez has elegido fabricante te sea muy difícil cambiar a otro sin perder mucha de la información que has ido acumulando.
  • En el caso de los relojes y las plataformas móviles ocurre algo parecido y es posible que lleguemos a ver como se replica una nueva versión de la “guerra de los navegadores”, que pudimos vivir a finales de los 90. En este punto tengo una predicción loca de esas que, si se hacen realidad, te convierten en pitoniso del año: Creo que antes de que finalice el año veremos como habrá relojes Android Wear compatibles con dispositivos con Windows 10 en sus entrañas.
  • Vamos hacía el smartwatch autónomo: De la misma forma en que la vida cambio el día que la PDA dejo de ser un aparato desconectado y se convirtió en un smartphone, las nuevas versiones de los relojes (y en general los wearables) irán dejando o complementando la conectividad bluetooth y se conectaran de forma autónoma a través de conexiones 4g o conexiones WiFi Halow. No solo eso sino que incluso el smartphone podrá dejar de ser el centro de la vida digital y veremos cada vez más como se forman redes “mesh” entre dispositivos de forma “espontanea”.

La verdad es que algunas de estas cosas podrían habernos parecido ciencia ficción hace solo unos años, y hoy son una realidad cada vez más cercana. Nos espera un año interesante, en el que no aburrirnos. ¿Tenéis vosotros alguna otra predicción en la que no hayamos caído? ¿O consideráis que alguna de las propuestas es demasiado fantasiosa?

Recordad que podéis valorarnos con cinco estrellas en iTunes o dar a me gusta en iVoox, y ayudar de esta forma a popularizar el podcast.

Música: “Backed Vibes (clean)” Kevin MacLeod (incompetech.com)
Licensed under Creative Commons: By Attribution 3.0
http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/

Fotos realizadas por svenstorm

Autor: Roberto Ruisánchez Mazo

Tengo una pasión: La informática. Llevo oyendo podcasts desde finales del siglo pasado, y la necesidad de compartir lo que iba aprendiendo me llevó a publicar mis propios podcasts bajo el paraguas de tiempoescaso.es. Actualmente publico "Sobre Pebble y otros wearables" (en proceso de cierre), "Disperso" (un diario personal sobre tecnología y temas varios) y "Reto Friki" (junto a mi amigo Igor Regidor). El afán por divulgar la informática también me ha llevado a colaborar en "DroidTalks", de la red AVPodcast.